jueves, 21 de agosto de 2008

Jacques Donzelot: La policía de las familias

Publicada en ADNCultura diario La Nación el 16/08/08

La policía de las familias
Por Jacques Donzelot
Trad. Alejandrina Falcón
Nueva Visión
224 páginas


Jaques Donzelot es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad París X, en Nanterre, y uno de los principales especialistas en cuestiones urbanas en Francia. Es director del Centro de Estudios, Observación y Documentación de las Ciudades, desde 1991 y del Centro de Estudios de Políticas Sociales, desde 1984. Ha escrito importantes libros como La invención de lo social y El espíritu de la ciudad.
La policía de las familias es el primer texto de Donzelot, publicado en Francia en 1979. Se trata de una minuciosa investigación acerca de la transformación de las relaciones de poder entre familia y Estado en Francia en los últimos siglos. Una de las principales tesis del libro es que del "gobierno de las familias" propio del Antiguo Régimen, donde las familias eran auténticos sujetos políticos, se ha pasado a un "gobierno a través de la familia" que coloca a la institución familiar en el lugar de objeto de una política.
Donzelot se opone a la tendencia actual desde la que se sostiene que la crisis de la familia, su progresiva disgregación, tiene efectos negativos en relación con el mantenimiento del orden social. Para él, "la famosa crisis de la familia por su liberación ya no constituiría un fenómeno intrínsecamente contrario al orden social actual, sino más bien una condición de posibilidad de su emergencia". La fragmentación de la familia opera, según el autor, como un canal para introducir nuevos mecanismos de control social, el principal de los cuales es el psicoanálisis. Dicha primacía se funda en el carácter híbrido y supuestamente neutro del psicoanálisis que le permite situarse como mediador entre lo público y lo privado.
El epílogo del texto, escrito por Gilles Deleuze, se centra en la importancia que el trabajo de Donzelot ha tenido en el estudio de la construcción de lo social en Francia.
Si bien Donzelot ha insistido en no querer ser considerado como un discípulo de Foucault, sino apenas como un admirador de su obra, la impronta del autor de Vigilar y Castigar en este texto es evidente. Pero también lo es que Donzelot no se limita a realizar una mera aplicación de la genealogía foucaultiana, sino que se apoya en ella para llevar adelante una investigación original.

Gustavo Santiago