miércoles, 12 de mayo de 2010

Alexandre Koyré: Reflexiones sobre la mentira

Política y verdad
(Publicado en ADNcultura, La Nación, el 17/04/10)

La compleja relación entre verdad y política ha sido abordada en innumerables ocasiones por la filosofía política. Autores de la talla de Platón y Maquiavelo han sentado posición al respecto. Alexandre Koyré (1882-1964), filósofo francés de origen ruso, se sumó a esta discusión con un texto breve aunque incisivo, publicado en 1943 en Nueva York, en el que el rigor argumentativo no puede ocultar la exasperación visceral ante la amenaza de la expansión del totalitarismo.

Más allá de las claras referencias al contexto de producción, el ensayo tiene una vigencia indudable. Según Koyré, "jamás se mintió de manera tan masiva y total como en nuestros días". Tradicionalmente, la mentira sólo era admitida como recurso para hacer frente a un enemigo. Pero la política moderna transformó esa excepción en norma haciendo de la mentira un arma de manipulación de propios y extraños. Se ha instaurado la administración del secreto y la simulación ante aquellos que son calificados como potenciales enemigos o ante quienes sólo se considera una masa a utilizar: "Toda palabra pronunciada en público es mentira. Sólo las cosas que no se dicen o, al menos, que no se revelan más que a los ´propios´, son o pueden ser verdaderas".

Koyré sostiene que bajo el accionar del político de perfil totalitario subyace una concepción antropológica construida sobre la base de la distinción -presentada como "natural"- entre el animal pensante y el "animal crédulo", que se corresponden con la elite gobernante y la masa sumisa, obediente, sin memoria. Ante esa antropología totalitaria, el filósofo exhibe esperanzado la actitud crítica de "las masas populares de los países democráticos" que supieron permanecer inmunes a la propaganda totalitaria. Quizás esta última aseveración resulte un tanto ingenua más de medio siglo después de haber sido formulada. Pero ello no menoscaba la agudeza del análisis de Koyré respecto de la relación entre política y verdad. En todo caso, es una invitación a actualizar la discusión, ampliándola para incluir también en ella a la democracia contemporánea.

Gustavo Santiago

1 comentario: