sábado, 29 de octubre de 2011

Peter Sloterdijk

Publicado en adncultura, el Viernes 28 de octubre de 2011
La morada del hombre

En Sloterdijk y lo político, Margarita Martínez realiza una precisa introducción al pensamiento del autor de las controvertidas Reglas para el parque humano
Por Gustavo Santiago

Peter Sloterdijk (Karlsruhe, Alemania, 1947) alcanzó notoriedad a partir de la publicación de la conferencia Reglas para el parque humano (1999) y de la polémica suscitada en torno a ella. Si bien en aquel momento ya existía traducción al español de una de sus obras más importantes, Crítica de la razón cínica (Taurus, 1989; edición alemana de 1983), a partir de su enfrentamiento con algunos seguidores de Jürgen Habermas la publicación de sus textos en nuestra lengua se incrementó considerablemente. Sin embargo, esto no se realizó de un modo cronológico ni su resultado hizo que la obra del filósofo fuera del todo accesible en la Argentina, ya que buena parte de las editoriales españolas que se encargaron de su publicación tienen aquí una circulación acotada. A esto se suma otra dificultad, que atañe a la escritura de Sloterdijk. Su prosa está saturada de neologismos y metáforas cuyo sentido no siempre es inmediatamente comprensible, sobre todo si el lector no puede acceder a la visión panorámica que proporcionaría una edición completa de su obra.

Ante estas dificultades, resulta imprescindible recurrir a un texto que proporcione esa perspectiva de conjunto. Y es, precisamente, lo que ofrece Sloterdijk y lo político . Margarita Martinez, licenciada en Ciencias de la Comunicación, realiza una impecable exposición del pensamiento del filósofo alemán, partiendo de la Crítica de la razón cínica , texto en el que Sloterdijk todavía se sentía próximo en términos filosóficos a la Teoría Crítica, hasta llegar a En el mundo interior del capital (2005), pasando por su célebre y original trilogía de las esferas: Esferas I. Burbujas (1998), Esferas II. Globos (1999), Esferas III. Espumas (2004).

A pesar de lo que el título podría sugerir, no se trata de un trabajo sobre filosofía política en el sentido más tradicional. La autora no extrae de los textos del filósofo alemán su reflexión acerca de lo político sino que, al exponer los núcleos de cada texto, va mostrando un pensamiento que es en sí mismo político, ya que se ocupa del "habitar" del hombre en el mundo. Atender a la cuestión filosófica del habitar implica concentrarse en el análisis de la geometría que delimita un adentro y un afuera y, al mismo tiempo, de la atmósfera -literal o sígnica- que en ella se encierra. Son espacios de inmunidad en los que el individuo puede sentirse a gusto o, al menos, a salvo. La amenaza es vista como intoxicación: del agua o del aire por parte de un enemigo en una guerra; de la atmósfera de los signos por parte de los medios de comunicación masiva. En la actualidad, el habitar se encuentra en una profunda crisis: "La crisis de la metafísica -señala Martinez, siguiendo a Sloterdijk- arrastra consigo, primero, el supuesto según el cual el cosmos es una casa que alberga a todos; y, luego, la idea de que el Estado es una morada comunitaria". Se produce, entonces, una proliferación de las evasiones, de las migraciones, que se refleja tanto en los movimientos turísticos como en las fugas hacia espacios tecnológicos, en el consumo de drogas o en la entrega al consumo televisivo percibido como un "descanso" del mundo real.

El texto se cierra con un breve epílogo en el que en tres páginas la autora abandona el tono neutro y didáctico que había venido sosteniendo, para asumir una postura crítica que le permite señalar algunas debilidades tanto del pensamiento de Sloterdijk -su desmesurada "pretensión de explicar todo proceso actual en términos de una poética del espacio"- como de la puesta en escena que de él hace habitualmente en los medios de comunicación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario